Cuentus n'asturianu

Xuan ya Maruxa

Tsariega

La casa lus Xarangüelus yera una casa de xente muitu buena, que nunca faltaban a la misa lus días de fiesta. Antias, la misa yera siempre mui templanu. Un día, cuandu sintienun las campanas nun hubieran almurzáu entuvía ya marchanun tous pa la ilesia dexandu aitsí l’almuerzu. Naquetsus tiempus la xente pur aiquí, aunque foran algu pudientes, almurzaban papas de farina de maíz. Tutal, que aquel día quedóu na cucina un gran caldeiráu de papas asperandu a toda la familia.

Peru aquel mesmu día pasanun el ríu un tsobu ya una rapiegga que andaban de cumuña pa todas la cousas. Xubienun pur Surribas ya saltanun pal curral. Cumu yera pul branu ya nun quedaba vencia nas cortes, nin vacas tampocu purque las xubieran pa la braña, quedóu la puerta la cucina bien pichada. Peru había un furacu de gatera bastante grande ya pur él metíu-se la rapiega que se chamaba Maruxina. El tsobu dixutse que cumu nun cabía pul furacu que tse apurriera algu pur atsí. Etsa, que yera muitu mala ya riturcida, víu las papas ya cumíu, cumíu en tontu.

El tsobu, que se chamaba Xuan, dicía:

- ¡Maruxina, dame algu!

Ya Maruxina contestaba:

- Nun hai nada, Xuan, nun hai nada. Namás atupéi dous abarqueirus viechus que güelen a rayus

Ya diu-tse lus abarqueirus pul furacu la gatera. El probe anemal ruía, ruía peru nun yera a mandacure lus abarqueirus.

Pur fín, acabóu Maruxina las papas, peru nun cabía pul furacu de lu gorda que se puxera. Metíu la cabeza ya díxu-tse al tsobu:

- A mira Xuan, cumu nun había nada pa cumere tuve que fartáme tsapandu l’agua que taba nun caldeiru. You tengu agora la barriga chena ya nun soi quien a salir. Asina que tírame del fucicu pa vere si salgu d’aiquí

Cumu tinía miedu que achigara la xente de la misa acurdanun que’l tsobu la tsevara nu tsombu toul caminu abaxu hasta chegar al monte.

Xuan teraba cuantu pudía ya Maruxa, aunque dicía que taba mui mala, diba cantandu:

- Rica morena, farta de papas, soi caballera

Ya Xuan que la uyía cantare tse preguntaba:

- ¿Qué dicis, Maruxina, qué dicis?

Ya cuntestába-tse la rapiega:

- Anda p’alantre, son cuentus de mucheracas

Ya siguía cantandu:

- Rica morena, farta de papas, soi caballera

Ya dicía Xuan:

- ¿Qué dicis, Maruxina, qué dicis?

- Anda p’alantre, son cuentus de mucheracas

Peru el tsobu de tantu escuitare díu-se cuenta de que la rapiega taba riéndu-se dél. Ya perguntóu, al pasar pula ponte

- ¿Qué dicis, Maruxina, qué dicis?

Ya cuntestóu etsa:

Anda p’alantre, son cuentus de mucheracas

Ya arimóu-tse entoncias Xuan a la paré la ponte ya teróu a Maruxa p’abaxu. Ya pegóu cuna testa nuna pidricona ya afugóu-se.

Jotaele

Valid XHTML 1.1 ¡CSS Válido!

Diseño: David de Marión