L'Arna

Larna visto desde San Luis

Bienvenido al sitio donde todos querríamos estar ahora mismo. En casa, al lado de la cocina de carbón comiendo avellanas, en la Cantina echando el tute o en el Castañalón jugando a la pelota.

El lugar donde muchos de nosotros nos criamos o pasamos las vacaciones en nuestra niñez y adolescencia, en el que vimos cosas que nuestros hijos nunca conocerán, en el que aprendimos sobre amistad y compartimos amores y, por qué no decirlo, también algunos odios.

Bienvenido a L'Arna.